¿Se ha perdido el tiempo?

Por Don Roth, 02 de julio de 2014

Traducción: Marcia Gómez

 

Muchos se han esforzado en darle una respuesta tanto positiva como negativa a esta fascinante pregunta. La respuesta es de suma importancia para algunos grupos religiosos porque sus creencias se basan en la observación de un día de la semana en particular, encontrando el origen de la observancia de este día en el Génesis, primer libro de la Biblia donde se lee el relato de los siete días de la creación.

Hasta ahora, todo el material referente a este tema ha sido académico. Herbert W. Armstrong dio un convincente argumento en su folleto de 1952, ¿Se ha Perdido el Tiempo? En este folleto él muestra cómo el origen del tiempo puede ser remontado a la semana de la creación. Sin embargo, él no hace referencia a una prueba matemática y calendárica, lo que hubiese  mostrado que su trabajo estaba totalmente correcto.

Esta presentación del calendario hace justo eso – mostrar a través de las matemáticas que el tiempo no ha sido perdido. Es una prueba indisputable de lo exacta que es la Biblia al mostrar el paso ininterrumpido del tiempo desde la creación hasta nuestros días. En sí misma se convierte en una prueba de que la Biblia es un preciso documento del paso del tiempo de los más de 6000 años de la existencia humana.

¡EL TIEMPO NO HA SIDO PERDIDO!